Espiral contra la Violencia de Género

Espiral contra la Violencia de Género

El día 22 de noviembre, adelantándonos al Día Internacional por la eliminación de la violencia contra las mujeres, tuvimos una jornada especial con nuestras usuarias del Centro comunitario de promoción social “La Trastienda”. Como hacemos cada año para conmemorar este día, nos movilizamos para denunciar el maltratro contra las mujeres y salimos al barrio para hacernos oir en nuestras reivindicaciones.

Tras visualizar un vídeo y hacer una reflexión conjunta, salimos a la calle para realizar una pegada de carteles para sensibilizar de esta lacra que lamentablemente siguen sufriendo hoy en día millones de mujeres en todo el mundo. Finalizamos el acto con un homenaje a las víctimas de esta violencia machista y un pequeño aperitivo compartido entre todas.

Pero la conmemoración de este día también ha sido protagonista en el resto de centros de Espiral. El viernes 24 de noviembre, también hubo actos de reivindicación en el Centro de formación profesional de Humanes y en el Centro de día de menores de Nuevo Versalles.

Los alumnos de las acciones formativas del centro de Humanes, hicieron una parada en su apretada agenda formativa para tomar conciencia y denunciar la violencia machista contra las mujeres. Dentro de un alumnado donde casi la totalidad del mismo son hombres, un mensaje claro a favor de la igualdad, sin prejuicios ni etiquetas.

Por último, los más pequeños de Espiral en una semana donde hasn estado defendiendo sus derechos como menores a raíz de la conmemoración del día de los Derechos de la Infancia, también quisieron aportar su particular visión sobre el problema de la violencia de género. Ayudados por la increíble canción "La puerta Violeta" de la artista Rozalén, los niños y niñas del programa de menores elaboraron carteles de denuncia contra la figura del maltratador y acosador y con mensajes de apoyo a tantas mujeres que sufren esta lacra, formando todos juntos una gran puerta de color violeta como símbolo de liberación, tal y como dice la canción: "Así que dibujé una puerta violeta en la pared y al entrar me liberé"